miércoles, 29 de junio de 2016

Los beneficios de leer en voz alta a los niños

La lectura en voz alta conlleva grandes beneficios tanto para quien lee como para quien escucha. 

A mi personalmente me encanta esta parte del área de Lengua Castellana y Literatura en la que si se trabaja bien se pueden obtener múltiples beneficios conductuales y emocionales.
El sistema educativo actual, no permite que esta tarea se lleve a cabo con total aprovechamiento, pues los horarios están muy encorsetados y apenas dejan margen de libertad al docente. 

Como ya sabemos la metodología es muy importante en el proceso de enseñanza-aprendizaje, por esto, el trabajo globalizado y flexible como es el aprendizaje basado en proyectos (ABP) o núcleos y centros de interés permite integrar las áreas que el docente crea oportunas (es un principio metodológico) dándole así en este caso un enfoque más distendido y lúdico al tratamiento de la literatura.

La fantasía y la creatividad son dos elementos inherentes al ser humano, pero tristemente la escuela los va degradando, orientando la enseñanza a un futuro enfocado en la competitividad y la formalidad.

Si eres padre, madre o docente, estos consejos te van a venir que ni pintados:
                                                
 1. Contar cuentos a los niños hace que estos se vuelvan más reflexivos con el mundo que les rodea y puedan imaginar situaciones paralelas de resolución de conflictos.

2. Fomenta la educación en valores. La transmisión de valores es algo trascendental que en todos los ámbitos de la vida se debe trabajar.

3. Los cuentos ayudan a superar miedos, fobias y temores.

4. Ejercita la memoria desde edad temprana.

5. Les transmite tranquilidad, tanto en el aula como en casa. De hecho, ayuda a que los niños puedan conciliar el sueño y dormir de forma tranquila durante toda la noche.

6. Los cuentos son una de las bases para el desarrollo intelectual del niño, ya que si se le lee estas historias cuando todavía no han aprendido a leer, con el paso del tiempo van a entender  diferentes temas con rapidez.

7. El hecho de compartir los momentos de lectura con sus mayores, hace que los niños se sientan más queridos, porque alguien les está dedicando su tiempo.

8. Despierta en los niños la imaginación, la curiosidad y hace que se desarrolle su capacidad crítica ante lo que escuchan, y después leen.

9. Cuando los niños aprenden a escuchar, mejoran su capacidad de expresión. Además adquieren mayor vocabulario que les va a permitir expresar mejor sus ideas y sus sentimientos. Estas habilidades van a ser fundamentales para su desarrollo a lo largo de la vida.
10. Leer a los niños les va a animar a leer por sí mismos.

1 comentario:

  1. Buena entrada Lorena. Estoy de acuerdo en todo lo que nos cuentas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar